15 ABRIL 2020

Share on facebook
Share on linkedin

¿Qué es el autoconsumo compartido?

Diseño de ciudad con autoconsumo compartido

El autoconsumo compartido consiste en el consumo de energía que pueden realizar uno o varios usuarios próximos de manera conjunta, es decir, compartiendo su producción.

Con la aprobación de los Reales Decretos Ley 15/2018 y 244/2019, el sector de las energías renovables ha experimentado un gran impulso, ya que esto no solo ha significado la lógica anulación del impuesto al sol, sino que implica también la simplificación de los trámites burocráticos, el reconocimiento del derecho al uso compartido por uno o varios consumidores o las compensaciones por la energía sobrante vertida a la red eléctrica.

Gracias a esto, el autoconsumo compartido está comenzando a ser una práctica cada vez más estandarizada a nivel internacional, no obstante en España todavía estamos apenas comenzando a implantarla. Pero ¿qué es el autoconsumo compartido?

El autoconsumo compartido consiste en el consumo de energía que pueden realizar uno o varios usuarios próximos de manera conjunta, es decir, compartiendo su producción.

Dentro del autoconsumo compartido podemos distinguir varios tipos según las características de su instalación:

  • Instalación básica: Este tipo de instalaciones son las más simples. El titular de la instalación es la comunidad y la energía generada se utiliza para abastecer únicamente las zonas comunes (ascensor, luces de escaleras, patio…)
  • Instalación integral: Dentro de las instalaciones integrales ya se contempla el uso de la energía generada para abastecer, no solo las zonas comunes, sino también las viviendas y los locales comerciales.
  • Instalación flexible: Esta instalación, como su propio nombre indica, tiene flexibilidad para que los vecinos que decidan abastecerse de la instalación puedan hacerlo mientras que los demás sigan utilizando las energías convencionales, pudiendo sumarse a la instalación de energías renovables en el futuro, si así lo desean.

El autoconsumo compartido, como el autoconsumo, ofrece una serie de ventajas frente al uso de las energías convencionales de las que ya hemos hablado en anteriores artículos.

Además de la reducción de emisiones de CO2 al medio ambiente y la potenciación de la idea de “consumo 0” dentro de la comunidad, el ahorro en la factura de la luz y la independencia de las compañías eléctricas son las ventajas más importantes que ofrece tener una instalación de autoconsumo compartido.

¡Síguenos para estar el día de todo!

Facebook | LinkedIn | Youtube | Web site