7 DE OCTUBRE

Compartir en facebook
Compartir en linkedin

Autoconsumo residencial: todo lo que necesitas saber

Instalación de autoconsumo residencial un día soleado

El autoconsumo residencial es cada vez más común y muchas personas se decantan por el debido a las múltiples ventajas que ofrece.

La factura de la luz no deja de subir y, como consecuencia, cada vez más ciudadanos han dado el paso hacia el autoconsumo residencial. Se trata de una solución con grandes beneficios, tanto para ti, pues es muy cómoda y económica, como para el medio ambiente pues la energía es 100% limpia. A continuación, te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre el autoconsumo solar.

A lo largo de este artículo podrás conocer qué es el autoconsumo en el hogar, tipos de instalación fotovoltaica para el autoconsumo, qué tipos de subvenciones existen o qué es la compensación de excedentes, entre otros aspectos.

¿Qué es el autoconsumo residencial?

El autoconsumo solar se podría definir como una forma de producción de electricidad para el consumo propio a través de placas solares. Sin duda, obtener energía eléctrica mediante el autoabastecimiento fotovoltaico permite no explotar los recursos naturales no renovables. Además, gracias a la derogación del conocido como “Impuesto al sol” en 2018, se ha fomentado la instalación fotovoltaica para el autoconsumo.

En España, contamos con una gran ventaja con respecto a países como Alemania, pues contamos con una media de 300 días al año de sol. Sin embargo, el autoconsumo residencial está mucho más presente en otros lugares de Europa, a pesar de tener menos horas de sol. Gracias al clima de nuestro país, los clientes de autoconsumo en el hogar pueden disfrutar de una producción casi ininterrumpida de electricidad, de manera directa y gratuita.

Tipos de autoconsumo solar

Dependiendo de la ubicación de la instalación fotovoltaica para el autoconsumo o, si la misma, está conectada a la red eléctrica o no, existen diferentes tipos de autoconsumo solar:

Residencial

El autoconsumo solar puede estar conectado o no a la red eléctrica, si permanece desconectado, también se conoce como aislado. En el primer caso, cuando no se dispone de luz solar, el cliente puede disponer de electricidad mediante su compañía eléctrica. Sin embargo, si no está conectado a ninguna red, tan solo dispondrá de las baterías o del almacenamiento de energía. Pero, en algunas ocasiones, esto puede no ser suficiente y es necesario contar con un generador lo que incrementará el presupuesto notablemente.

Por otra parte, el cliente también puede decidir sobre si vierte sus excedentes a la red. De esta forma, si la vivienda permanece conectada a la red eléctrica obtendrá una compensación económica. En caso contrario, se puede almacenar en las baterías y disponer de ellas cuando sea necesario. Lo más recomendable suele ser optar por permanecer conectado a la red, tanto para evitar estar sin luz, como para obtener un posible rendimiento económico.

Individual o compartido

Asimismo, el autoconsumo residencial puede ser individual o compartido. Por tanto, se puede decir que el autoconsumo compartido es aquel cuando a una misma instalación están conectadas varias viviendas.

Aunque, es cierto que este tipo de instalación es menos frecuente porque es más complicado contabilizar el consumo de cada hogar, pero sí se puede utilizar para las zonas comunes, ya sea para los pasillos, los ascensores, la piscina, etcétera. Por otra parte, el autoconsumo solar individual es el que está destinado a abastecer las viviendas unifamiliares de energía eléctrica.

Empresas

El autoconsumo solar no está limitado al uso residencial, pues cada vez más empresas tienen en cuenta los grandes beneficios que aporta la energía solar para su negocio. El funcionamiento es prácticamente el mismo y también obtienen un gran ahorro en su factura de la luz.

El precio de la instalación fotovoltaica para el autoconsumo

La instalación de placas solares para el autoconsumo residencial puede parecer, a priori, algo elevado, pero hay que tener muchos aspectos en cuenta. Desde Univergy Solar, empresa con más de 20 años de experiencia en el sector y con presencia en los cinco continentes en el desarrollo de energías renovables, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el ahorro real de instalar paneles solares en tu hogar. ¡Veamos!

Aunque, hace años el precio de las placas solares fuera muy elevado, con el paso de los años, ha ido descendiendo y lo mismo ha ocurrido con el presupuesto de la instalación. También debes tener en cuenta que se trata de una fuente de autoconsumo que tendrá una larga vida útil, llegando a superar los 25-30 años. También, entre sus grandes ventajas económicas, se encuentra la comodidad de su escaso mantenimiento pues no requiere de un cuidado minucioso ni tampoco regular.

Si hay un aspecto interesante sobre la instalación fotovoltaica para el autoconsumo es el de compensación por excedentes que, verás descontados de la factura de la luz. Y, por supuesto, las subvenciones a las que puedes acceder por parte de diferentes instituciones, pues cada vez se apuesta más por una energía más sostenible y menos contaminante. Gracias a estas ayudas podrás ver reducido aún más el coste de las placas solares en casa.

Teniendo en cuenta lo que hemos comentado, el retorno de la inversión se recupera en un plazo medio, pero las placas solares ofrecen una reducción del 50% en la factura desde el primer momento.

Las subvenciones para el autoconsumo residencial

Tal y como hemos explicado anteriormente, el Gobierno de España debe apostar por las energías renovables y, en este proceso, para fomentar el autoconsumo residencial ha puesto en marcha una serie de subvenciones a las que se puede acceder para que la inversión sea mucho más rentable. Algunas de las ayudas son las siguientes:

  • Las bonificaciones del IBI y del ICIO se cuantifican a nivel de cada ciudad. Por tanto, son los ayuntamientos los que ofrecen este tipo de subvenciones. El IBI puede bonificar hasta un 50% durante varios años mientras que el ICIO un máximo de 95%.
  • Las deducciones del IRPF se solicitan a la hora de presentar la declaración de la renta, pero depende de cada comunidad autónoma, pues es la que decide las condiciones y las cuantías.
  • Por su parte, las Comunidades Autónomas también brindan ayudas a los usuarios del autoconsumo solar, aunque es cierto que son difíciles de conseguir porque son limitadas.
  • Por último, este 2021 el Gobierno ha aprobado un conjunto de subvenciones para fomentar la instalación de paneles solares. Pero, como en el caso anterior, son limitadas y se otorgan por orden de presentación.

En definitiva, el autoconsumo residencial es una opción fantástica para conseguir un ahorro real en la factura de la luz y ser productores de una energía renovable e inagotable. No solo por ser una opción muy rentable, la instalación de placas solares en casa tiene innumerables ventajas.

¡Síguenos para estar al día de todo!

Facebook | LinkedIn | Instagram | Youtube | Website