20 DE OCTUBRE

Share on facebook
Share on linkedin

Beneficios y usos del hidrógeno verde en Europa

Planta de generación de hidrógeno verde

Son varios los beneficios y usos que comporta el hidrógeno verde, un vector energético 100% sostenible y que no genera emisiones de carbono.

El hidrógeno verde está cobrando especial relevancia para el futuro sistema energético mundial y europeo. Sabemos que el camino hacia un mundo climáticamente neutro requiere renovar el suministro energético y crear un sistema totalmente integrado. Es aquí donde cobran especial relevancia los usos del hidrógeno verde.

Su capacidad para almacenar energía limpia y generar sinergias positivas con otras fuentes renovables lo convierte en protagonista de los principales programas de inversión. Y es que según los expertos este gas será un elemento esencial para los objetivos energéticos de 2050.

Actualmente, la demanda del hidrógeno es del orden de 80 millones de toneladas anuales y su producción requiero un 95% de combustibles fósiles. Por ello, para que la producción de hidrógeno contribuya de manera significativa a alcanzar los objetivos de descarbonización es necesario impulsar la producción de hidrógeno renovable de cara a los próximos años.

En Europa, dentro la “estrategia energética verde”, el Centro Europeo de Aceleración de Hidrógeno Verde dotó su producción con 100.000 millones de euros para 2025 en toda Europa. Así, desarrollar las capacidades del hidrógeno renovable en la UE, podría crear 500.000 empleos en toda su cadena de valor.

De hecho, este mismo año el Parlamento Europeo ha señalado su importancia a la vez que solicitó a los estados miembros que mejoren la eficiencia de los sistemas para reducir sus costes. En concreto, subrayaron las ventajas de un sistema energético multidireccional, en el que los consumidores jueguen un papel activo en el suministro. Sus usos principales son hasta ahora el transporte y las calefacciones.

Por otra parte, España cuenta con 71,8 GW de capacidad proyectada para 2030, con más del 52% de la capacidad en Europa, convirtiéndose en la mayor productora. Además, cuenta con una hoja de ruta para el hidrógeno, publicada en octubre y que cuenta con objetivos ambiciosos para posicionar a España como referente tecnológico en su producción. Para conseguirlo se estimulará la creación de clusters tecnológicos, fomentará la actividad industrial o la disponibilidad de energía renovable a precios competitivos.

Entre los usos del hidrógeno verde que España pretende explotar están la industria, que consume actualmente hasta el 90% de este gas; el transporte; para calefacciones y generación de energía eléctrica. Y entre sus beneficios están que no genera gases de efecto invernadero, que se puede utilizar para producir otros combustibles, que cuenta con una infraestructura existente o que tiene una densidad de carga más elevada que las baterías y por lo tanto tendría más autonomía.

Por ello, el hidrógeno verde puede ser la clave para construir un mundo más sostenible, avanzado y desarrollado. En definitiva, apostar por el avance tecnológico de este combustible puede hacer posible no solo la descarbonización y la mejora del sistema energético sino también abaratar los costes y mejorar la vida de las personas.

 

¡Síguenos para estar al día de todo!

Facebook | LinkedIn | Instagram | Youtube | Website