23 JUNIO 2020

Share on facebook
Share on linkedin

El papel del hidrógeno en las Energías Renovables

La utilización del hidrógeno en colaboración con una planta de energía fotovoltaica implica la generación de una energía 100% libre de carbonos.

La utilización del hidrógeno en colaboración con una planta de energía fotovoltaica implica la generación de una energía 100% libre de carbonos.

La historia de la humanidad se divide en grandes épocas que casi siempre están marcadas por acontecimientos importantes; como la aparición de la escritura, el desarrollo de las primeras civilizaciones o la revolución industrial. Conseguir un autoabastecimiento 100% libre de emisiones de carbono es el próximo gran reto de la historia.

El sector de las energías renovables, al que Univergy Solar pertenece desde 2012, lleva trabajando en la búsqueda de la generación de energías 100% limpias en todos sus procesos, generación, producción, almacenamiento… Y una de las mejores alternativas para el almacenamiento de la energía producida parece ser que podría ser el hidrógeno.

El hidrógeno es el elemento químico más abundante del universo, y además, al final de su producción solo genera vapor de agua, por lo que la idea de abastecernos de él para la producción de necesidades básicas cada vez es más popular entre los profesionales del sector.  

“El hidrógeno es tan limpio como el procedimiento que hayas utilizado para producirlo”, compartía Antonio Sánchez García, presidente de AeH2, en un webinar del pasado 16 de junio organizado por UNEF, por lo que si en el proceso de producción se utiliza gas natural, si produce CO2 a la atmósfera y, por tanto, ya no se podría considerar no contaminante.

Podemos catalogar el hidrógeno en diferentes clasificaciones, en función de proceso de producción:

Hidrógeno gris: en su producción se utiliza gas natural, por lo que es el más perjudicial con le medioambiente, al utilizar combustibles fósiles. Es el más utilizado actualmente.

Hidrógeno azul: cuándo el hidrógeno se captura y se almacena, es menos contaminante para el medioambiente y se denomina hidrógeno azul.

Hidrógeno verde: Transforma el agua en moléculas de hidrógeno y oxigeno a través de la electrolisis. Es el más sostenible, ya que su producción no emite CO2 pero, lamentablemente el menos utilizado.

Por tanto, cuando el hidrógeno se consigue a través de fuentes renovables, se convierte en una solución eficaz para la limpieza el sector de la industria, transportes, construcción… Y es creciente su implantación definitiva en el sector.

¡Síguenos para estar al día de todo!

Facebook | LinkedIn | Instagram | Youtube | Web site