13 JULIO 2022

Share on facebook
Share on linkedin

La geotermia, una renovable que te ayuda a ahorrar energía.

La geotermia

La geotermia es un tipo de energía obtenida a través del calor existente en el interior de la tierra. Se trata de una fuente inagotable de energía, que en comparación con otras fuentes de energía renovables (energía solar, energía eólica…), no se ve afectada por las condiciones meteorológicas que puede haber en cada momento.

Esta energía es respetuosa con el medio ambiente y tiene un nulo impacto medioambiental, ya que los intercambiadores de calor están situados en el terreno o en las propias cimentaciones de los edificios. Hay que tener en cuenta, que los usos de la geotermia no solo se restringen a la climatización de viviendas, sino que también pueden combinarse con sistemas de ventilación controlada para el abastecimiento de agua caliente. A grandes escalas, la energía geotérmica puede ser empleada como una potente fuente en la producción de energía para la industria o para el acondicionamiento de espacio al aire libre.

Una de las principales ventajas de la utilización de la energía geotérmica es el ahorro energético, suponiendo hasta un 75% menos en las facturas. Aunque también posee desventajas como por ejemplo que su transporte y almacenamiento no es tan sencillo y que requiere unos estudios del terreno muy elaborados.

En España, la energía geotérmica tiene mucho potencial a diferencia de otros países como México o Estados unidos. De hecho, los expertos confirman que, en España, se podría extraer de esa fuente cinco veces más de energía de lo que se está sacando hoy en día.

Y… ¿Cómo funciona una instalación geotérmica? Los sistemas que convierten el calor del subsuelo en energía están integrados por tres partes:

  1. El captador: se trata de un conjunto de tubos horizontales o verticales por los que circula el agua.
  2. El generador: es una máquina termodinámica que adapta la energía captada a las necesidades de uso.
  3. Los elementos emisores: suelen ser suelo radiante o fan coils.

 

Existen tres tipos de energía geotérmica, dependiendo de la profundidad de perforación:

Energía geotérmica superficial: La que encontramos a escasos metros de la corteza terrestre.  Es el tipo de energía geotérmica más utilizado para obtener energía destinada al uso doméstico.

Energía geotérmica profunda: En este caso el nivel de perforación alcanza entre 1 y 4 km de profundidad. Se puede emplear la energía geotérmica para la producción de electricidad mediante el uso de turbinas de vapor.

Energía geotérmica de grandes profundidades: para emplear esta fuente de energía renovable, es necesario profundizar en la perforación hasta los 4 o 6 km. Aquí es donde se consiguen las temperaturas más altas que pueden variar entre los 150ºC hasta los 400ºC. También, se puede extraer la energía geotérmica en rocas calientes que pueden encontrarse en yacimientos secos de entre 5 y o 8 kilómetros de profundidad.

Aunque la energía geotérmica es más desconocida con respecto a otras renovables, ofrece muchos beneficios y posibilidades para avanzar a un sistema de producción energético más sostenible.

¡Descubre más sobre energías renovables en nuestro blog!

¡Síguenos para estar al día de todo!

Facebook | Twitter | LinkedIn | Instagram | Youtube | Website