Preguntas frecuentes (FAQ) sobre la Instalación de Paneles Solares

El Autoconsumo Solar es la manera de generar energía eléctrica para el autoabastecimiento de un hogar o empresa a través de la instalación de paneles solares en una propiedad. 

Gracias a esta energía generada, el consumidor de esta energía puede ahorrarse desde el 50% o 70% de su factura de la luz, hasta el 100% en función del tipo de instalación de la que disponga. 

Las placas solares térmicas sirven para suministrar agua caliente sanitaria y la calefacción y las fotovoltaicas  para suministrar energía eléctrica. 

La instalación de energía solar térmica mediante paneles solares es obligatoria en España desde 2006. 

Existen diferentes tipos de instalaciones a las que se pueden acoger los clientes de Autoconsumo Solar.

Además, gracias a la eliminación del “impuesto al sol” ahora los consumidores pueden acogerse a compensación de excedentes sin ningún tipo de documentación ni licencia extra. 

Instalación destinada al cliente que consuma la totalidad de la energía generada. Esta instalación dispondrá de un sistema anti vertido que impedirá que la energía sobrante, si la hubiera, vuelva a la red. 

Al contrario que las anteriores, estas instalaciones están especialmente destinadas para que el cliente pueda devolver una parte de la energía generada y no gastada a red. A su vez se dividen en: 

  • Acogidas a compensación:  Las compañías receptoras de esta energía compensan al cliente de forma económica. 
  • No acogidas a compensación: El cliente propietario de la instalación vende el excedente de su energía al mercado eléctrico con un acuerdo de venta preestablecido. 

Este tipo de instalaciones son la que obtendrán un ahorro del 100% en su factura de la luz, ya que estarán desconectadas de la red y se mantendrán única y exclusivamente con la energía generada a través de su instalación de paneles solares. 

Estas instalaciones disponen de un sistema de almacenamiento propio en el que acumularán el sobrante de su energía. 

Los paneles solares destinados al Autoconsumo Fotovoltaico son cada vez más comunes de ver en los tejados de muchas casas de nuestro país. 

Las eliminación del “impuesto al sol”, el abaratamiento de los costes de realizar las instalaciones, las ventajosas características climáticas de España y las numerosas ventajas que obtiene el cliente propietario de la instalación hacen que el aprovechamiento de la Energía Solar para el autoabastecimiento de un hogar o empresa sea una la mejor opción para generar energía eléctrica de forma sostenible y barata. 

Es importante destacar que en ningún caso nos vamos quedar sin suministro. Pero las diferentes formas de abastecimiento dependen de la modalidad a la que esté acogida la compensación: 

  • Conectadas a red: Dentro de esta se engloba los autoconsumos CON y SIN excedentes acogidos o no a compensación. En este caso, al estar conectada a red, la instalación nunca se quedará sin suministro, aunque no haya sol.
  • Aisladas: En este caso, la instalación llevará un sistema de almacenamiento que acumulará la energía sobrante durante el día para ser utilizada cuando no haya sol. 

En una instalación de paneles solares aislada si. Pero para las que están conectadas a red no es necesario. 

Desde el primer día. Los paneles solares instalados generan energía desde el primer día que se realiza la instalación y el consumidor podrá notar el ahorro en la factura de ese mes.

La financiación dependerá de la empresa instaladora con la que realices la instalación solar. 

En Univergy Solar disponemos de beneficiosos acuerdos con diferentes bancos para que el cliente pueda disponer de la financiación que más se ajuste a sus necesidades. 

Existen diferentes tipos de paneles solares: térmicos, fotovoltaicos híbridos o mixtos, bifaciales…

Los paneles fotovoltaicos convierten la energía solar en electricidad y estos a su vez tienen diferentes categorías en función del tipo de células de sus módulos: 

  • Monocristalinas, policristalinas o multicristalinas, amorfas..

Las instalaciones de Autoconsumo Solar Fotovoltaico acogidas a modalidad de compensación de excedentes tienen que tener una serie de características concretas: 

  • Que la energía provenga de una fuente de energía renovable. 
  • Que la potencia de su instalación no supere los 100KW
  • Existencia de un contrato de compensación con la energética que corresponda. 
  • Que la instalación no esté sujeta a ningún regime retributivo adicional.

Las instalaciones de autoconsumo con excedentes acogidas a compensación podrán ahorrar entre un 50% y un 70% en su factura mensual.

Al igual que la cantidad de ahorro en la factura es muy variable, el precio de la instalación también. Depende sobre todo de la potencia que necesite tu instalación, el número de placas solares y el tipo de instalación (acogida a compensación, híbrida, aislada). Puedes calcular el precio aproximado de tu instalación en nuestra Calculadora de Autoconsumo.

Si, tanto desde las Comunidades Autónomas como desde el Gobierno central o los Ayuntamientos se apuesta fuertemente por las Energías Renovables, por lo que existen paquetes de ayudas para la instalación y mejora de instalaciones sostenibles. 

Es difícil contestar esa pregunta ya que va a depender de muchas variables: tamaño de la casa, número de habitantes, número de electrodomésticos enchufados a la corriente…

No obstante, según estudios realizados el consumo medio de un hogar en España es 3,6kWh. 

Si quieres saber cuanto gasta tu hogar en concreto puedes leerlo en tu factura. Pincha aquí para aprender a leer la factura de la luz

Una instalación de paneles fotovoltaicos requiere muy poco mantenimiento y los paneles solares tienen una vida útil y un seguro del proveedor de alrededor de 25 años. Aún así, una vez transcurrido este tiempo, los paneles solares seguirán funcionando aproximadamente a un 80% durante muchos más años, por tanto no es necesario cambiarlos.

Únicamente es necesario cerciorarse de que los paneles solares instalados no tengan sombras, ni árboles que tiren hojas encima, ni heces de animales que puedan bloquear las células de los módulos y entorpecer así su funcionamiento. 

Lo más normal es que se pueda aprovechar el cableado que ya tiene la propia vivienda y adaptar la instalación a la propiedad. No obstante, cada instalación es diferentes y habría que estudiarlas de forma independiente.