12 ENERO 2022

Compartir en facebook
Compartir en linkedin

¿Qué son las subastas renovables?

Las subastas renovables son un mecanismo para adjudicar la instalación de energía.

A lo largo del año pasado hemos escuchado constantemente hablar sobre las subastas renovables. Las subastas renovables son uno de los mecanismos existentes en España para intervenir sobre el precio de la energía y mediante el cual se pretendía bajar el precio de la luz a niveles de 2018. Pues bien, en este post vamos a hablar de este tema.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico acaba de lanzar a convocatoria la tercera subasta para el Régimen Económico de Energías Renovables. Como informamos a través de redes sociales, en esta ocasión se subastarán 500 MW repartidos en 200 MW para solar termoeléctrica, 140 MW para solar distribuida, 140 MW para biomasa y 20 MW para otras tecnologías. Se prevé que la subasta tenga lugar el día 6 de abril.

Pero para muchas personas, las subastas de renovables son un término bastante complejo y que tiene además una gran controversia creada a su alrededor. Pero tranquilos, en este post vamos a profundizar y a resolver todas vuestras dudas al respecto.

¿Qué es una subasta de energías renovables? Es un concurso organizado con el objetivo adjudicar la potencia total de energías renovables que puede producir una planta eléctrica entre empresas del sector, con un cierto margen de beneficio. Para ello, las empresas pujan ofreciendo el precio que están dispuestos a cobrar por esta electricidad, estimando la rentabilidad de sus inversiones.

El marco regulatorio de las subastas de energías renovables es bastante complejo, pero normalmente el gobierno estipula que las ganadoras de las subastas puedan ofertar su energía a un precio garantizado de entre 12 y 15 años. Así es como se consigue que las renovables puedan tener su aportación en el mercado eléctrico nacional y puedan optimizar su aportación para lograr un ahorro máximo en la factura.

Un aspecto muy importante de las subastas es que todas las empresas participantes depositan 60.000 euros por cada MW ofertado. Y las empresas cobran una cantidad por cada MW que se adjudican en la subasta. El objetivo es dar una ayuda económica para potenciar la capacidad instalada. Aunque estas subastas han estado en entredicho en algunas ocasiones.

Ahora que ya hemos hablado de qué son las subastas de energías renovables, hablemos de la controversia que generan.

Las subastas de renovables son consideradas un mecanismo justo para garantizar la entrada de las energías renovables en el mix energético, sin embargo, es cierto que se deben dar las condiciones para evitar la especulación y la desigualdad de condiciones de forma que todo tipo de competidores sean capaces de presentarse a la subasta.

En el pasado, se han realizado varias modificaciones a la regulación de las subastas en este sentido ya que, además, para que las empresas estén interesadas en competir necesitan  asegurar un margen de beneficio que permita un sano interés en la evolución de esta industria.

No solo la electricidad está subiendo día a día, si no que la salud del planeta empeora al mismo ritmo. Por ello, los gobiernos deben utilizar todos los mecanismos que tengan en su mano para garantizar una transición energética justa que beneficie tanto a entidades comerciales como, al ciudadano y consumidor. Ya se han comenzado a dar los primeros pasos y esperamos que, en los próximos meses y años, temas como el de este artículo se popularicen y generalicen.

¡Síguenos para estar al día de todo!

Facebook | Twitter | LinkedIn | Instagram | Youtube | Website