[hfe_template id='2143']

21 ABRIL 2020

Share on facebook
Share on linkedin

Cómo leer la factura de la luz: la tensión eléctrica

La tensión eléctrica

La electricidad en nuestros hogares y negocios es un bien de primera necesidad, y por consiguiente, en España es de los primeros servicios que contratamos cuando nos mudamos o abrimos nuestro local para un negocio. Pero ¿realmente sabemos lo que estamos contratando?

Desde Univergy Solar hemos decidido crear una serie de artículos en los que explicaremos de forma detallada toda la información necesaria para realizar una contratación de suministro de energía eléctrica con conocimiento y su posterior lectura de las facturas.

Comenzamos por lo primero que se debe saber cuando se contrata un suministro de energía eléctrica: La tensión eléctrica.

¿Qué es?

Es el voltaje con el que la electricidad pasa de un cuerpo a otro y su unidad de medida es el voltio. Se trata de unir la potencia diferencial entre dos puntos (A) y (B) mediante un conductor, donde el punto que tiene una mayor carga de energía (A) cede parte de esta carga a la de menor potencia (B) para que ambos igualen su potencial eléctrico, esto se denomina corriente eléctrica.

Los términos más comunes que nos vamos a encontrar, en cuanto a esta corriente eléctrica cuando contratamos un servicio de suministro eléctrico son tres:

  • Suministro en baja tensión < 1kV: Las instalaciones se consideran de baja tensión cuando la tensión de suministro es igual o inferior a 1kV. Este tipo de suministro es el más utilizado en viviendas o alumbrado público.
  • Suministro en media tensión > 1kV y < 36kV: Las líneas de media tensión son aquellas cuya tensión de suministro supera 1kV pero no asciende los 36kV. Es la tensión que corresponde a los grandes consumidores de energía como hospitales, aeropuertos o industria. Actualmente, el suministro de media tensión se encuentra en desuso y muchos profesionales están comenzando a diferenciar únicamente entre baja y alta tensión. 
  • Suministro en alta tensión > 36kV: Las instalaciones de alta tensión (AT) son las que superan los 36 kV de voltaje. Generalmente, la alta tensión se utiliza para transportar la electricidad a grandes distancias, desde las centrales generadoras hasta las subestaciones eléctricas.

Dentro de cada uno de estos suministros encontraremos las diferentes tarifas energéticas a las que podemos optar cuando contratamos nuestro suministro de luz, por eso es muy importante saber primero en que suministro nos movemos.

En el artículo de la semana que viene hablaremos sobre las diferentes tarifas vigentes.

Si necesitas asesoramiento puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o enviándonos un correo electrónico a info@univergysolar.com

¡Síguenos para estar el día de todo!

Facebook | LinkedIn | Youtube | Web site