8 JULIO 2021

Share on facebook
Share on linkedin

Los bonos verdes, las inversiones renovables más populares

Manos cogiendo una planta en representación de los bonos verdes

Las empresas españolas han emitido ya 5.625 millones en bonos sostenibles en lo que va de año. Además, desde 2007, el Banco Europeo de Inversiones ha ido lanzando un tipo de emisiones muy interesantes; los bonos verdes. ¿Sabes lo que son?

Los bonos verdes son un tipo de deuda emitida por instituciones públicas o privadas para financiarse. La principal peculiaridad de estos bonos es su objetivo: deben destinarse a la financiación de proyectos que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Principalmente el número 7, de energía asequible y no contaminante, y el número 13, acción por el clima.

Actualmente, la Comisión Europea quiere aprobar un reglamento comunitario que fije las condiciones para poder etiquetar como verde la emisión de un bono y así dar impulso a este tipo de deuda. Sin embargo, existen de hecho unos “Principios de los bonos verdes”, publicados por ICMA (International Capital Market Association), que definen el uso de los bonos.

En primer lugar, repasemos cuales son los campos en los que se puede invertir para considerar un bono verde. Estos son, según el primer principio de ICMA:

 

  • Las energías renovables
  • La eficiencia energética
  • La prevención y el control de la contaminación
  • La gestión sostenible de los recursos naturales y el uso de la tierra
  • La conservación de la biodiversidad terrestre y acuática
  • Transporte limpio
  • Gestión sostenible del agua y de las aguas residuales
  • Adaptación al cambio climático
  • Productos adaptados a la economía ecológica y / o circular, tecnologías y procesos de producción
  • Edificios ecológicos

 

El segundo principio establece el proceso de evaluación y selección de proyectos, donde deben quedar claros los objetivos de sostenibilidad ambiental y explicarse cuáles han sido los criterios para elegir el proyecto.

Los principios tercero y cuarto se refieren a la gestión de los fondos, que deberán ser abonados en una subcuenta auditada, y como debe presentarse la información y la presentación de informes.

Pues bien, estos bonos verdes están experimentando un gran crecimiento que tiene varias explicaciones. En primer lugar, el interés de los inversores en invertir en finanzas socialmente responsables y, por otro lado, la oportunidad de diferenciación que supone para las empresas ofrecer proyectos realmente sostenibles y, finalmente, el incremento de los bonos públicos verdes, con ejemplos como el de Francia.

 La cantidad que han emitido las empresas españolas en bonos sostenibles ya alcanza los 5.625 millones. Una cifra que duplica la del mismo periodo en 2020, un año en el que la financiación española ya tuvo un formato responsable.

Contacta con nuestro equipo de profesionales que estarán encantados de asesorarte en cuanto a proyectos renovables. Puedes escribirnos a info@univergysolar.com 

¡Síguenos para estar al día de todo!

Facebook | LinkedIn | Instagram | Youtube | Website